miércoles, 22 de febrero de 2017

La NASA descubre un nuevo sistema solar TRAPPIST-1.

Los científicos han descubierto al menos siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella enana fría conocida como TRAPPIST-1.






La vida puede haber evolucionado en al menos tres planetas en un sistema solar recientemente descubierto y que se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra, ha anunciado este miércoles la NASA en una rueda de prensa convocada de manera repentina.

Los científicos han descubierto al menos siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella enana fría conocida como TRAPPIST-1. Los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados Celsius.

Se cree que al menos tres de estos mundos podrían contar con océanos, lo que aumenta la probabilidad de albergar vida.

"El descubrimiento de múltiples planetas rocosos con temperaturas de superficie que permiten la presencia de agua líquida hacen de este sorprendente sistema un futuro objetivo en la búsqueda de vida", declaró el astrónomo británico Chris Copperwheat.

Ningún otro sistema estelar conocido contiene un número tan grande de planetas del tamaño de la Tierra y probablemente rocosos, señalan los científicos.





Los planetas fueron denominados con las letras del alfabeto b, c, d, e, f, g y h. En la gráfica se comparan con los de nuestro sistema solar. 


"Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra", explica Michaël Gillon, científico del Instituto STAR en la Universidad de Lieja (Bélgica) y autor principal del estudio en Nature. El conjunto planetario encontrado es el sistema que tiene tanto el mayor número de planetas del tamaño de la Tierra como el mayor número de mundos que podrían contar con agua líquida en sus superficies.

El conjunto de siete planetas alrededor de la estrella TRAPPIST-1 llega meses después de que el mismo equipo de investigadores hallase tres mundos orbitando esta estrella enana fría y tenue. El astro tiene unas dimensiones muy pequeñas en comparación con el Sol, ya que presenta un 8% del tamaño de nuestra estrella. TRAPPIST-1 es una enana fría que se encuentra relativamente cerca de la Tierra, ya que está situada en la constelación de Acuario.

Los científicos esperaban que este tipo de estrellas albergasen muchos planetas parecidos a la Tierra que tuvieran órbitas pequeñas, lo que les convertiría en objetivos prometedores para la búsqueda de vida extraterrestre. El grupo de exoplanetas orbitando alrededor de TRAPPIST-1 es, de hecho, el primer sistema de este tipo descubierto. Por otro lado, la temperatura que presenta el sistema planetario hace pensar que pueda haber agua líquida en estos mundos, una condición indispensable hasta el momento para la aparición de los organismos vivos.

Según los investigadores, las órbitas de los siete exoplanetas no son mucho más grandes que las que describen las lunas de Júpiter y son mucho más pequeñas que la órbita que sigue Mercurio alrededor del Sol. El reducido tamaño y la baja temperatura de TRAPPIST-1, sin embargo, provocan que la energía que proporciona la estrella enana a sus planetas sea parecida a la recibida por los planetas que se sitúan en el interior del sistema solar. En otras palabras, TRAPPIST-1c, d y f recibirían cantidades similares de energía que Venus, la Tierra y Marte. El descubrimiento convierte al sistema planetario que orbita alrededor de TRAPPIST en un candidato idóneo para investigaciones futuras, y tal vez en un buen lugar para buscar algún día vida extraterrestre fuera del sistema solar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...